Constitución de una startup innovadora en Italia

 

¿Qué es una startup innovadora?

 

El Gobierno italiano ha implementado un paquete de legislación especial para favorecer la creación y el desarrollo de startups innovadoras en Italia – incluidas las empresas cuya actividad principal consiste en el desarrollo, producción y comercialización de bienes o servicios innovadores de alto valor tecnológico – proporcionando una de las legislaciones más favorables de Europa para startups. Sólo las empresas que se inscriban en un apartado especial del Registro Mercantil reservado para «startups innovadoras» pueden beneficiarse de la nueva legislación.

A diferencia de las demás tipologías de empresas, constituir una startup innovadora no requiere otorgar una escritura de constitución ante notario.

 

¿Qué requisitos son necesarios para que una empresa sea considerada como “startup innovadora”?

Para ser considerada una “startup innovadora” una empresa deberá reunir los siguientes requisitos:

  • La actividad principal de la empresa consiste en el desarrollo, producción y comercialización de productos o servicios innovadores de alto valor tecnológico.
  • La empresa no debe tener más de 48 meses de antigüedad desde su constitución.
  • La empresa debe tener su domicilio o estar sujeta a tributación en Italia.
  • La empresa no debe tener un volumen de negocios o éste no debe exceder los 5 millones de euros.
  • La empresa no reparte beneficios.
  • La empresa no debe ser fruto de la fusión, escisión o transmisión del negocio de una empresa ya existente.
  • Bien el 30% de los costes de la empresa están relacionados con actividades de Investigación y Desarrollo, o al menos un tercio del equipo de la empresa lo componen personas que tienen, o están en proceso de obtener, un Doctorado en una universidad italiana o extranjera o han llevado a cabo actividades de investigación durante al menos tres años, o la empresa es titular o licenciataria de una patente.

 

¿Cuáles son los principales beneficios para las startup innovadoras en Italia?

  • Incentivos fiscales (hasta un 40% en crédito fiscal) y ayudas para inversiones societarias y privadas en startups, tanto para inversiones directas en startups como para inversiones indirectas (a través de otras empresas que invierten principalmente en startups).
  • Crédito fiscal del 35% para la contratación de personal altamente cualificado.
  • Fuerte desgravación fiscal (19-27%) para inversiones destinadas a impulsar las startups.
  • Procedimiento abreviado para la obtención de visados (máximo 30 días) a través del procedimiento “Italia Start-up VISA procedure”.
  • Posibilidad de recaudar capital a través de páginas web de equity crowdfunding (Italia fue el primer país del mundo en poner en práctica una legislación especial y completa sobre equity crowdfunding).
  • Acceso rápido, simplificado y gratuito para startups al Fondo central de garantía (Fondo Centrale di Garanzia), un fondo público que apoya el acceso al crédito a través de garantías sobre préstamos bancarios (cubriendo hasta el 80% del importe prestado).
  • Apoyo personalizado de la Autoridad italiana para el comercio exterior (Agenzia ICE – Italian Trade Agency).
  • Procedimiento concursal simplificado. Esto equivale esencialmente a una exención de los procedimientos concursales italianos por la que las startups innovadoras solo están sujetas al llamado “procedimiento de sobreendeudamiento”.
  • Las startups pueden contratar personal mediante contratos de tiempo determinado (de 6 a 36 meses). Los contratos pueden renovarse más de una vez. Después de 36 meses, el contrato puede renovarse una sola vez más, por un período no superior a los 12 meses, es decir, la duración total del contrato no debe exceder los 48 meses.
  • No deben pagar gastos de timbres ni honorarios para la expedición de documentos.
  • Instrumentos financieros especiales para la gestión de la deuda.
  • Extensión de 12 meses del llamado “período de acarreo de pérdidas” (rinvio a nuovo delle perdite), para hacer frente mejor a las pérdidas que se generen al inicio de la actividad.
  • Aplazamiento de las obligaciones de recapitalización para el siguiente ejercicio cuando sea necesario para proteger el capital social.
  • Las startups pueden remunerar a los miembros de su equipo y a los proveedores de servicios externos, incluyendo abogados y contables, con opciones sobre acciones o acciones, respectivamente. El régimen fiscal aplicable a estos instrumentos es beneficioso y se adapta a las necesidades más frecuentes de una startup.

 

Contacte con nosotros para más información sobre la constitución de una startup innovadora en Italia.


© 2015 Italian Company Formations
Sito realizzato da hitframe.com
vers. 1.0.1